​CARBOXITERAPIA FACIAL

El tratamiento facial con carboxiterapia ofrece muy buenos resultados debido a la inducción de la mejora de la microcirculación en el área tratada y la estimulación en la formación de nuevo colágeno. Por ello, esta técnica tiene aplicaciones en la mejoría del aspecto de nuestra piel.

• Para el tratamiento del rostro, con un cierto componente de flacidez y acúmulo graso en el óvalo de la cara, la carboxiterapia es un tratamiento interesante debido a que los efectos por vía percutánea son:
o Mejora de la microcirculación local.
o Aumento del intercambio de gases y oxigenación de los tejidos gracias al efecto Bohr.
o Mejora de la síntesis de fibras elásticas y colágenas con mejoría del tono y elasticidad de la piel.
o Destrucción de células grasas por efecto lipolítico.
• En Naturae aconsejamos combinar el tratamiento de carboxiterapia con mesoterapia facialcon cóctailes vitamínicos o ácido hialurónico, siendo excelente su combinación con factores de crecimiento plaquetar (PRGF-Endoret).
• Carboxiterapia en ojeras: ¿Qué resultados se obtienen?​

La carboxiterapia para el tratamiento en ojeras es un recurso eficaz cuando las ojeras son oscuras debido a incremento de la visibilidad de la vascularización subyacente, o a su alteración, siendo éstas ojeras de color azulado.
Las bolsas en los ojos pueden aparecer por edema palpebral debido a la retención de líquidos, o porque existen bolsas de grasa oculares herniadas (de marcada tendencia familiar). También su presencia se puede agravar por consumo de alcohol, poco descanso u otros hábitos insalubres.
Sin embargo, en las ojeras hablamos de coloración oscura en la piel palpebral, y el tono que pueden tener es morado o amarronado.

Este aspecto oscuro de la piel de los párpados, sobre todo del inferior, puede tener un origen pigmentario (amarronado) de frecuente causa racial (determinadas razas como la mediterránea tienen más tendencia a presentar esta zona más pigmentada que el resto de la piel del rostro). Se acepta que son de origen genético y se deben a una tendencia genética a desarrollar un tejido periocular hiperpigmentado.

Donde la carboxiterapia obtiene resultados es en las ojeras de origen vascular (de color azulado o amoratado) pues bien pueden ser fruto de una alteración de la microvascularización de la piel de la zona que produce la acumulación de pigmentos sanguíneos por una deficiente circulación o bien simplemente se trata de la transparencia del entramado vascular venular de la zona a través de una piel excepcionalmente fina.​

Aquí la carboxiterapia obtiene resultados debido a que las microinyecciones subcutáneas de Co2 producen una vasodilatación automática de los vasos mejorando la circulación y se produce la oxigenación de los tejidos gracias al desplazamiento de la saturación de la sangre del efecto Bohr.​

El efecto secundario más habitual son pequeños hematomas que desaparecen espontáneamente a los días y una ligera hinchazón de la zona de inyección que desaparece también a la hora.