Revitalización Facial

El objetivo de la técnica es conseguir un infiltrado dérmico o subdérmico para revitalización facial, de cuello, escote y/o manos. La piel gana tersura, firmeza, brillo y una gran luminosidad. Pueden ser necesarias sesiones semanales, quincenal, mensuales o a intervalos a seguir según criterio médico.

Para la realización de tratamiento de Mesoterapia de Revitalización se utilizan distintos productos activos, tales como ácido hialurónico, complejos polivitamínicos, ácidos nucleícos, medicamentos homeopáticos, silicio orgánico u otros que el personal médico considere adecuados para cada caso.
A lo largo del tratamiento puede ser necesario el uso de anestesia local o tópica, que previa historia clínica, no requieran ningún tipo de pruebas de tolerancia previa.
Complicaciones: A pesar de la adecuada elección del tratamiento y de su correcta realización pueden presentarse efectos no deseados, como hinchazón, enrojecimiento, dolor, escozor y pápulas en la zona infiltrada, así como de hematomas que desaparecen espontáneamente en varios días. Excepcionalmente y en raras ocasiones pueden aparecer reacciones tardías como granulomas, abscesos y necrosis.